Pasos exegéticos básicos -Parte 2

By Ekkehardt Müller [1]

(Continuación)

Resumen del artículo de Ekkehardt Müller, "Pautas para la interpretación de las Escrituras", Entender las Sagradas Escrituras: El enfoque adventista.

Resumen del artículo de Ekkehardt Müller, “Pautas para la interpretación de las Escrituras”, Entender las Sagradas Escrituras: El enfoque adventista.

VI. Analizar el texto.

1) Estructura del texto

La estructura no debería ser impuesta al texto, sino derivarse de él.

a) Esquema

Ayuda a percibir mejor los asuntos que trata el autor, su principal línea argumental, las digresiones que realiza -cambios repentinos a temas inconexos con el tema principal-, y la organización del material.

b) Esquema acrostico.

Consiste en usar sucesivamente las letras del alfabeto al comienzo de los versículos consecutivos. Esto solo se puede verse en la lengua original.

c) Inclusión.

Especie de estructura envolvente. Una afirmación al comienzo de un pasaje se repite al final del mismo.

d) Quiasmo.

Pueden ser del modelo ABB’A’ o un modelo ABA’. Los hay extensos o compactos, en una frase o versículo, al igual que en unidades mayores, incluso en libros enteros.

e) Paralelismo.

Generalmente se presenta en la poesía hebrea, siendo su principal rasgo, y también se extienede al NT. En él, la segunda línea guarda una estrecha relación con el pensamiento de la primera línea, ya sea como repetición, expansión o contraste.

d) Climax, contraste y repetición de palabras, oraciones e ideas.

 

2) Formas litetarias

Es decir, confesiones, acciones de gracias, himnos, salmos reales y salmos escatológicos, ley casuística -aquella que emplea la expresión “si alguien…”- y ley apocadíctica -usa un imperativo futuro afirmativo o negativo, o “quienquiera, o comienza con una maldición-, formulas de fe, proverbios, parábolas, relatos de milagros, relatos de la pasión admoniciones, litigios y homilías, etc.

 

3) Investigaciónde unidades mayores

Los versículos y parrafos berves

a) División del texto

Recordemos que los versiculos fueron divididos siglos después, hallemos la división natural del texto.

 

b) Idea principal

¿Cómo desarrolla su argumentación el autor?

¿Cuáles son sus líneas principales de pensamiento?

¿Dónde toma un desvío o inserta otras ideas?

¿Cuál es el objetivo fundamental hacia el que se encamina?

 

c) Época y ubicación geográfica

 

d) Personas intervinientes

Observar como se relacionan entre sí.

 

e) Vínculos con otras partes del documento y con otros escritos

¿Dónde cita el autor pasajes del AT?

¿Dónde alude al AT o al NT?

¿Cómo se usa más tarde en el canon su cita?

¿Dónde se refiere a documentos ajenos a las Escrituras?

Es útil leer relatos paralelos, y al literatura no contenida en las Escrituras puede usarse como ilustración.

 

f) Alegoría y tipología

Alegorizar significa asignar un significado más profundo a los detalles de un relato. Ha de preferirse el significado literal. En la tipología, un tipo o símbolo se corresponde con un antitipo o realidad.

 

4) Oraciones y fraces

Este paso se centra en las características gramaticales y la sintaxis, es decir, la forma en que se construyen las frases. Observa los patrones literarios y retóricos.

a) Gramática y sintaxis

¿Qué es lo que pasa aquí?

¿Qué tiene de peculiar?

¿Qué mensaje pone de manifiesto?

Examinar los tiempos y las acciones de los verbos, las expresiones peculiares, y buscamos la sintaxis de las oraciones y las frases. Preguntarse cómo se relacionan entre sí las diferentes partes de una frase dada y qué mensaje transmiten con esa relación.

b) Rasgos retóricos

Se refiere a instrumentos literarios como la ironía, el sarcasmo, las comparaciones, preguntas retóricas, hipérbole -exageración-, oxímoron -la combinación en una oarción de dos palabras o expresiones de significado opuesto, (Mat. 13: 12)-, la paradoja y otros.

c) Palabras

El principio más importante es permitir que el contexto de una frase dada defina el significado de la palabra en cuestión y determinar las formas en que el autor la ha usado en distintos lugares. Puede hacerse incluso en el resto de las Escrituras, para ello una concordancia viene al caso. Todas las palabras importantes deben ser investigadas cuidadosamente. recordar que los momentos y contextos, alteran el significado de las palabras. Los estudios etimológicos deben ser minuciosos, investigando raices y términos comparables en lenguas afines, en especial los vocablos que solo se les haya una vez en la Biblia.

Una palabra puede 1) cambiar de significado segun el uso y la época, 2) tener un abanico de significados, 3) significado distinto en diferentes contextos, por lo que se puede estudiar a partir de sus antónimos, sinónimos, metónimos -términos que remplazan a otros (Rom. 3: 30)-, observar la forma gramátical del cada vocablo -tiempo, voz, modo, numero, etc.-.

Las palabras deben ser entendidas literalmente. Generalmente un significado literal se da en las metáforas, las prosopeyas -atribuir a los objetos inanimados o seres irracionales, acciones y cualidades de seres animados o del hombre-, expresiones idiomáticas -propias y peculiares de la lengua determinada-, las hipérboles, los eufemismos -expresión suave o decorosa de ideas cuya expresión recta y abierta sería dura o malsonante-, y los símbolos. Normalmente, los símbolos son explicados por el mismo autor inspirado que los emplea o por otros autores bíblicos.

 

VII. Efectuar un análisis teológico.

¿Qué temas y contenidos teológicos se discuten en el texto bíblico objeto de estudio?

¿Cómo se desarrollan?

¿Qué posición ocupan dentro del contexto del libro en su conjunto?

¿Qué relación mantienen con el mensaje global de las Escrituras?

Aqui resulta vital el principio de comparar las Escrituras con las Escrituras. Ejemplos de temas teológicos son Dios, el hombre, la caída, el pecado, etc. La teología de un pasaje concreto debe estar en armonía con la teología de las Escrituras en su conjunto. Los temas teológicos pueden expresarse por medio de la tipología en la secuencia predicción-cumplimiento, al igual que en la presentación de la historia de la salvación.

 

VIII. Aplicar el texto.

Solo despuésde que un texto sea debidamente entendido en su situación original podemos llegar al paso de su aplicación.

 

1) Personalizar el texto

Puesto que los creyentes comparten la historia de la salvación y estna incorporados a la misma, los textos bíblicos hoy se dirigen a ellos en el ámbito personal y como grupo.

¿Qué quiere decirme Dios en este pasaje?

¿Cómo afecta a midevoción y a mi de dicación hacia él, a mi vida espiritual, a mi perspectiva del carácter de Dios y de su plan para nosotros, a mis acciones y ami obediencia?

¿Mediante la alabanza y la acción de gracias, la petición y la intercesión, o cambiando mi vida y reorientando mi sistema de valores?

 

2) Aplicar diferentes tipos de textos

Lo significó el texto es básicamente lo mismo que significa hoy, la Biblia es transcultural y transtemporal.

¿Qué partes de las Escrituras son permanentes, incluso en los detalles, y cuales contienen únicamente un principio permanente?

¿Cuáles son los criterios que pueden ayudarnos a determinar esta cuestión?

 

a) Pasajes que tratan de doctrinas bíblicas

Las doctrinas bíblicas son independientes de la época y la cultura. La aplicación señala la relevancia de las doctrinas bíblicas, pero no las cambia. Muestra la realción de la doctrina con Cristo, subraya su significación y presenta los beneficios anejos -inherentes, anexos-.

 

b) Pasajes proféticos y promesas

Distinguir si la spredicciones se dirigen a una cierta persona, a un grupo o a toda la humanidad. Las primeras no pueden aplicársenos directamente hoy; las últimas deben aplicarse. Las promesas formuladas de manera universal deberían estudiarse en su contexto inmediato.

 

c) Pasajes que contienen relatos

Es preciso poner de manifiesto el principio que subyace a un relato, así como aplicarlo al lector contemporáneo. A veces poseen diversas perspectivas.

 

d) Pasajes sapienciales

¿Declaran los proverbios verdades de cumplimiento inexorable -que no se pueden evitar o vencer-, sin excepciones?

¿O formulan principios generales para los que hay a veces excepciones?

En la mayoría de las ocacioens, los proverbios reflejan lo que es habitual o normal.

 

e) Pasajes que contienen órdenes

¿Son todos los mandatos divinos encontrados en la Biblia permanentes, o no lo son?

¿Cómo podemos distinguir entre los mandatos permanentes y los limitados?

¿Cómo aplicamos los mandatos que ya no son válidos?

¿Cómo aplicamos los mandatos permanentes?

Las leyes sacrificiales y ceremoniales que señalaban a Jesús se cumplieron cuando el murio en la cruz. La vigencia de las leyes teocráticas o civiles del AT llegó a su fin cuando acabó la teocracia. Algunas leyes eran meramente concesiones temporales a la dureza del corazón de los israelitas y no reflejaban el ideal de Dios.

 

3) Deliberaciones adicionales

¿Qué aporta esto?

Esta pregunta se centra en la aplicación.

 

¿Qué significa esto?

Aborda el pasaje y a la audiencia. Se centra en la explicación ¿Qué necesita la audiencia que se le explique? ¿Cómo reaccionan a ello las personas que asisten a mi iglesia? ¿Lo entenderían? ¿Cómo lo entenderían?

 

¿Es verdad?

Se centra en la validez. Rara vez se produce aceptación psicológica con citar las escrituras por sí mismas; debe lograrce también con razonamiento, pruebas e ilustraciones. La audiencia es ayudada cuando se presenta evidencia adicional que apoya las Escrituras.

 

IX. Utilizar recursos adicionales.

 

1) Consultar otras bibliografías

Pueden resultar utiles a la hora de aportar información histórica, exegética, y teológica de fondo. Los comentarios solo deberían usarse después de haber analizado el texto y su contexto con intensidad. debemos ser reservados al usar recursos adicionales.

 

2) Los escritos de Elena G. de White

Con frecuencia utiliza los textos bíblicos de una forma similar a las ilustraciones. Podríamos decir que se trata de un uso homilético de las Escrituras. No deberían usarse sus escritos como atajo exegético.

 

3) Las concordancias

Pueden usarse durante todo el proceso. Fuera de ellas, los demas recursos solo pueden consultarse al fin del trabajo.

 

4) Concluciones de otros exégetas

No necesitamos estar de acuerdo con las concluciones de otras bibliografías. Si insistimos en que nuestra interpretación es correcta, pese a la opinión de los demás, debemos asegurarnos de que sea defendible bíblicamente.

 

5) La comunidad de creyentes

Si encontramos interpretaciones nuevas o que difieran de las aceptadas, debemos consultar a los demas, especialmente a los de experiencia en la interpretación de las Escrituras. Y estar dispuestos a abandonar nustras interpretaciones si otros nos demustran que son cuestionables. es raro que Dios revele una nueva interpretación de las Escrituras a una sola persona únicamente.

 

Lee la primera parte

 ________________

[1] En orden cronólogico. Resumen del artículo de Ekkehardt Müller, “Pautas para la interpretación de las Escrituras”, Entender las Sagradas Escrituras: El enfoque adventista. George W. Reid, ed., (FL, EE.UU: APIA/GEMA, 2009), 148-164.

 

Anuncios

Un comentario en “Pasos exegéticos básicos -Parte 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s